Última Actualización: Lunes, 26 de Septiembre del 2022

NOTICIAS IBAGUE TOLIMA | EL IRREVERENTE

Comparte en:

EN PROFUNDIDAD 02-10-2021

Bodegas Santa Lucía, con los más altos estándares de calidad sigue generando empleo en Ibagué

Bodegas Santa Lucía, con los más altos estándares de calidad sigue generando empleo en Ibagué

Bodegas Santa Lucía, es una fábrica de licores tolimense que lleva en el mercado 30 años generando empleos desde la capital musical de Colombia, Ibagué. La empresa nació bajo el liderazgo de Ramón Antonio Castillo Castillo y su esposa María Eugenia Lasso, con la idea de ingresar en el difícil mercado de los licores y competir con las grandes industrias; hoy, con esfuerzo y perseverancia distribuyen sus productos a varias zonas del país.

Y es que, actualmente esta empresa tolimense genera en Ibagué más de 50 empleos directos, e indirectos más de 80 por todo el país.

“Aquí en la planta de producción ya hay aproximadamente 40 trabajadores; A nivel nacional, contamos con 10 asesores comerciales en las diferentes regiones del país, para un total de 50 empleos directos, además de varias mercaderistas y bodegueros”, recalcó Clara Eugenia Castillo Lasso, hija de Ramón, y quien hoy es la gerente de la empresa.

Pero este sueño no siempre fue así de grande; inició en 1991 en una pequeña bodega ubicada en el centro de Ibagué; luego pasaron a tener una bodega intermedia y de ahí se trasladaron al sector del Salado; para esa época, se producían dos productos, el vino Santa Lucía y Brandy El Gran Conde. Tiempo después, pasaron aproximadamente 15 años, para lograr concretar la compra de un lote e iniciar el proceso de construcción, en unas instalaciones mucho más amplias. Actualmente, cuentan con un espacio de 2.400 metros cuadrados, 5 líneas de procesos, 2 líneas de licor, 1 planta de fermentación y 1 planta de destilería.

Para complacer el paladar de los colombianos, en Bodegas Santa Lucía manejan una línea de productos que incluyen licores destilados, cremas de whisky, cremas de café, crema de arroz, coctelería, vinos gasificados que son distribuidos en todo el territorio.

“Tenemos varias clases de productos divididos en varias líneas; está la línea de licores fuertes, la línea de cremas y vinos. Nuestra planta de producción recibió por parte del Invima, la certificación en Buenas Prácticas de Manufactura en el año 2019, lo que nos implica mantener unos altos estándares de calidad y le garantiza al consumidor la confianza de adquirir un excelente producto nacional”, subrayó Castillo.

Ron Cienfuegos

El único ron producido en el departamento del Tolima, es un ron añejo. Proviene de la miel virgen de caña a la que se le hace un proceso de fermentación, luego se le practica un proceso de destilación y, por último, el añejamiento que dura 3 años para pasar al paladar.

“Queremos que nuestros paisanos sean mucho más regionalistas y que consuman lo nuestro. Lo importante es que hemos sentido mucho apoyo de los consumidores y siempre recibimos muy buenos comentarios”, resaltó la gerente Clara.

Crema de Arroz, 4 Lunas

Es un licor destilado del arroz, a la que se le añade una emulsión cremosa quedando exquisito al paladar; perfecto para compartir en familia y en los mejores momentos.

“Es una apuesta que hacemos desde Bodegas Santa Lucía, para promocionar nuestro arroz. Nosotros le compramos a los arroceros del Tolima y lo procesamos, hacemos la emulsión cremosa y así nace nuestro producto. Esperamos que muy pronto lo empecemos a exportar”.

Según Clara Castillo, gerente, la organización está preparada para producir más de un millón de botellas al año, lo que la convierte en una organización organizada y robusta en la industria licorera.

Una empresa familiar

La empresa, nació por la inquietud que tuvo Ramón Castillo de emprender; con un gran conocimiento en el mundo de los licores logró instalar una de las licoreras más reconocidas en todo el país, fue así como consiguió transmitirle todo ese amplio conocimiento a sus hijas, Clara, Adriana y María Alejandra, quienes hoy ayudan para que la organización siga su legado.

“Son momentos muy bonitos porque, ver crecer y que se transformen los sueños es algo gratificante. Nosotros iniciamos en unas bodegas pequeñas, con una sola línea de envasado, solo distribuíamos en el Tolima y el Huila, pero poco a poco fuimos creando más productos, haciendo más distribución, más labor comercial. Hoy al ver que tenemos tanto camino recorrido es algo muy satisfactorio, porque ya estamos ubicados a nivel nacional, en 25 departamentos”, detalló Clara.

Ramón, el fundador y padre de estas mujeres, siempre les ha inculcado el don de emprender y de que sean empresarias, personas independientes.

“El trabajo en familia siempre es un reto que implica lograr respetar los puntos de vista y mantener una buena relación, siento que eso lo hemos logrado, por los valores que nos inculcaron mis papás y por el amor que le tenemos a la empresa”, comentó.

Así mismo, sobre el nombre de la empresa, se dio por una de las hijas de Ramón, Adriana Lucía, pero también por Santa Lucía, a quien le piden siempre ilumine el camino de la empresa ya que es una familia católica y muy creyente.

“De ahí arranca el nombre de la bodega, pero, además, en esa época cada una de nosotras tenía un producto, yo, por ejemplo, tenía un vino que se llamaba Santa Clara y, María Alejandra, tiene el producto que se llama Alejandría. El creador e ingenio de todo esto era mi papá”, precisó Clara.

Después de este gran trayecto que han tenido como empresa y, en el que todos han puesto sus conocimientos, la familia Castillo espera seguir consolidándose en el Tolima y en Colombia como una de las organizaciones líderes en la industria licorera, con el legado social de seguir generando empleo en la región.

“Esperamos que una tercera generación llegue, que nuestros hijos tomen las banderas de la empresa y, para eso ya nos estamos preparando. Cada una de nosotras ya tienen sus hijos y están viniendo constantemente, conociendo para que la empresa siga su curso. Además, lo que le pedimos a los tolimenses es que nos apoyen, que consuman lo regional, que se den la oportunidad de probar cosas diferentes como 4 Lunas, porque todo este desarrollo va a quedar para el departamento, para que otros emprendedores puedan seguir los pasos”, puntualizó Clara Eugenia Castillo Lasso, gerente de la empresa. 

Comparte en: