Última Actualización: Lunes, 26 de Septiembre del 2022

NOTICIAS IBAGUE TOLIMA | EL IRREVERENTE

Comparte en:

EN PROFUNDIDAD 15-08-2021

Carolina, la mujer que trabaja por la educación de los niños en Juntas

Carolina, la mujer que trabaja por la educación de los niños en Juntas

Nayi Carolina Molina Cruz, nació en Juntas, corregimiento número siete del Cañón del Combeima; el motivo de tanto amor por esta bella comunidad, nació ahí, en su territorio.

Pese a su corta edad, esta mujer desde hace aproximadamente tres años, es la encargada de ser la líder de la renovada Biblioteca Pública Combayma, ubicada en el corregimiento de Juntas y, la cual, hace parte de la red de bibliotecas públicas municipales adscrita a la Secretaría de Cultura.

Dentro de las tantas actividades que ejecuta en la biblioteca, Carolina comparte sus conocimientos de profesional en Artes Plásticas y Visuales.

“Yo le quiero meter la ficha a esto, quiero trabajar desde allí, por eso realizamos actividades todos los días, las cuales se hacen con apoyo académico en las mañanas y, en las tardes, desarrollamos talleres de comunicación popular”, indicó.

Carolina, cuando inició con esta linda labor, de ponerse al frente de la educación de los niños, su principal objetivo siempre ha estado basado en la apropiación territorial, el reconocimiento del territorio ambiental y la reconstrucción de la identidad.

“El trabajo con la biblioteca realmente ha sido muy pasional, sinceramente todo lo que hago lo he hecho con el objetivo de dejar en los niños una perspectiva de reconstrucción de identidad campesina, de apropiación, de empoderamiento, para que los niños no se vayan del territorio, sino que permanezcan acá en este lugar, que continúen luchando por conservar una identidad campesina”, expresó.

Tanto ha sido el empeño y dedicación de esta mujer que, logró con los niños y el apoyo de la comunidad, ganarse uno de los premios más importantes del país: se trata del reconocimiento Daniel Samper Ortega de la biblioteca Nacional de Colombia, con el que recibirán importantes recursos para desarrollar en los niños herramientas comunicativas.

“Ganamos el premio que son ocho millones de pesos invertidos en equipos de comunicación y, dos millones de pesos, que fueron el reconocimiento a la bibliotecaria. Hasta el momento, vamos con el proceso de tener los equipos de comunicación con nosotros y la Secretaría de Cultura está realizando el trámite, para que podamos contar con los elementos que solicitamos dentro del proyecto”, aseguró.

Uno de los tan anhelados propósitos es que, tan pronto tengan todos los equipos, pasen a crear la primera emisora comunitaria del Cañón del Combeima, liderada por los niños del corregimiento de Juntas, para que así, poco a poco, se vayan articulando los niños de todo el corregimiento y los líderes comunitarios.

Gracias a todas estas actividades e iniciativas, se benefician alrededor de 80 a 100 niños del corregimiento, abarcando desde la parte baja, media y alta, es decir involucrando también a los niños que residen en el páramo.

“La idea es continuar sosteniendo esto, sobre todo trabajando con los niños que, sinceramente, son el eterno presente que florece y es por eso que queremos meterle la ficha, que ellos tengan todas las posibilidades de poder decidir que quieren ser en la vida”, acotó.

Tantas ideas son las que tiene en el presente y futuro Carolina, que ya sueña y trabaja para ver este pequeño territorio, como un pueblo sustentable y ambientalmente responsable y que reconoce sus orígenes.

“Yo siento que los niños van a tener esa apropiación y empoderamiento con esta biblioteca y que, cuando yo ya no esté, en unos años tal vez, sean ellos quienes continúen liderando este tipo de procesos y transmitiendo este interés”, mencionó.

Entre la variedad de funciones que ha hecho por su comunidad, Carolina subraya que no se va a detener y que espera seguir trabajando por ellos, ya que nunca ha visto las razones para dejar de hacerlo.

“Nadie me saca de mi pueblo, ni de mi tierra; imagínate, no conozco ningún otro lugar, nunca he vivido en la ciudad, es decir, yo soy como una especie endémica del territorio”, puntualizó.

Por: Camila Moreno.

Comparte en: