Última Actualización: Sabado, 24 de Julio del 2021

NOTICIAS IBAGUE TOLIMA | EL IRREVERENTE

Comparte en:

OPINIÓN 13-06-2021

Centralización, hacia la defunción del país

Centralización, hacia la defunción del país

Por: Ricardo Orozco

La construcción del estado desde las regiones es cada día más urgente y necesaria, no puede seguir el país construyéndose desde el escritorio en Bogotá, debe construirse con los pies en el territorio, donde están las verdaderas necesidades, el hambre, los problemas estructurales de la nación. Los departamentos, deben ser unidades administrativas con rentas progresivas y destinación preferiblemente para la inversión social, dichas unidades administrativas en unidad, como el ejemplo de la RAP CENTRAL o la RAP EJE CAFETERO, deben poder acceder a grandes proyectos de la nación para en suma de presupuestos y representación impactar de la mejor manera sus regiones.

Colombia tiene una gran multiculturalidad, también una gran diversidad en su producción agrícola, nuestras ventajas comparativas y ubicación estratégica nos deben colocar como un país inmensamente rico, auto suficiente y sin hambre. Debemos avanzar en las grandes alianzas, aprovechando la funcionalidad de nuestros territorios, la identidad en la productividad, mejorando la competitividad, es urgente avanzar en el aumento de nuestras exportaciones, en la acción colaborativa de trasferencia de conocimiento, en una economía colaborativa que robustezca nuestras vocaciones productivas y nuestra funcionalidad.

La autonomía regional debe entregar herramientas por parte del gobierno central, financieras y jurídicas que permitan a los departamentos el fortalecimiento de su recaudo, la delegación de captación de rentas y la inversión de manera más dinámica, no puede el modelo de regalías seguir yendo a una bolsa común, se debe equiparar la inversión sobre los territorios de explotación, también se deben generar mayores incentivos a los que más producen y mejores condiciones a los que no las tienen.

El Estado moderno es aquel que logra regiones eficientes administrativamente, poderosas en productividad, financieramente viables, destacadas en competitividad, eficientes en recaudo y muy fuertes en trasparencia. Un estado moderno es aquel que identifica y actúa sobre sus ventajas comparativas y las vuelve ventajas competitivas, ese estado no se logra siendo centralista, menos siendo distante de las regiones, en desarrollo de las inversiones y sin sensibilidad social. El nuevo país debe fundarse y construirse desde las regiones, aquí esta el verdadero cambio, aquí están las soluciones.

Comparte en: