Última Actualización: cero, 28 de Febrero del 2021

NOTICIAS IBAGUE TOLIMA | EL IRREVERENTE

Comparte en:

OPINIÓN 28-12-2020

¡Llegó el Año Nuevo!

¡Llegó el Año Nuevo!

Por: Camilo Ernesto Ossa B.

El 2020 ha sido un año diferente, para algunos, quizá, ha sido un buen año, pero para otros, tal vez la inmensa mayoría, ha sido un año muy difícil. El confinamiento, la crisis económica, la crisis social y el desempleo, entre muchas otras situaciones, han despertado la conciencia en la población y, este sentimiento bien encaminado, en un futuro próximo puede llevarnos a transformar la realidad y que todos estemos mejor.

Por esa razón mi principal deseo para el 2021 es el bien común, del cual se desprende la satisfacción de las necesidades básicas de todos los ibaguereños, donde podamos comenzar a recibir la vacuna para superar esta pandemia y retornar, de a poco, a la “normalidad”, -si es que vamos a retornar a ella-, claro está que es importante que la Administración Municipal se apresure en el proceso logístico que supone vacunar a los ibaguereños que puedan acceder a esta. Deseo que el año que ya inicia nos traiga una satisfacción plena en la prestación servicios públicos domiciliarios, donde prime el interés general y no el particular –deseamos con ansias, por ejemplo, que la luz no se nos vaya tan seguido y por tiempos tan prolongados y, ojalá, no se nos vaya el 31, como para evitar las supersticiones -.

Deseamos que la ciudad encuentre la “fórmula” para reducir los índices de desempleo y nos encaminemos en la senda del desarrollo y la productividad, para así lograr impactar, de forma positiva, a todos los hogares que se encuentran en condición de vulnerabilidad. Lograr esto requiere decisiones inclusivas, propias de la estatura del momento, lo que supone sacar adelante la ciudad en este periodo tan difícil para los ibaguereños, en medio de una crisis económica y social y una pandemia, pues tengamos en cuenta que con el año nuevo no va a desaparecer la Covid-19, por lo cual se requieren decisiones en las cuales el resultado de las mismas sea el bien común y el interés general. De lo contrario la crisis no cesará y se ahondarán, aún más, las condiciones de pobreza.

Por supuesto, deseamos que nuestro sistema de salud mejore, pues es importante seguir avanzando en el fortaleciendo la red hospitalaria de la ciudad, garantizando el acceso y cobertura para todas las personas, así como también debemos avanzar en la realización de una política pública integral de atención en salud, donde la prestación sea eficiente y oportuna, pues para nadie es un secreto que la precariedad de la red hospitalaria y del sistema de salud va en contravía de los postulados básicos y esenciales de dignificación del ser humano.

Deseo que en este 2021 logremos avanzar en las dificultades que nos mostró la pandemia en materia de educación, donde podamos comprender que el acceso a este derecho, en pleno siglo XXI, lleva inmersa la necesidad de conectar los hogares, tanto urbanos como rurales, al internet. Hay que reducir la brecha digital y, para esto, debemos comenzar a garantizar la equidad en la educación pública de la ciudad. Desde el inicio del confinamiento quedó claro que no estamos tan preparados para la educación virtual, pues frente a un grupo poblacional, el que no ha podido acceder ni a internet ni a un computador, como resultado, puede ser, de lo inequitativa que es nuestra sociedad, hemos contribuido, desde el inicio de la pandemia, a acrecentar la brecha de la desigualdad.

Hay que prepararnos para avanzar en estos y otros temas, pero por lo pronto un FELIZ Y PRÓSPERO 2021 para todas y todos, lleno de mucha salud y realización de metas personales, profesionales y familiares.

Comparte en: