Última Actualización: Jueves, 5 de Agosto del 2021

NOTICIAS IBAGUE TOLIMA | EL IRREVERENTE

Comparte en:

EN PROFUNDIDAD 17-09-2020

Tolima, montañas de tradición caficultora que busca ser parte del Paisaje Cultural Cafetero de Colombia

Tolima, montañas de tradición caficultora que busca ser parte del Paisaje Cultural Cafetero de Colombia

Colombia gracias a su biodiversidad es uno de los países de mayor exportación de café en el mundo, en el que según la Federación de Cafeteros se llegó a 13,7 millones de sacos de kilos de café verde en el 2019. De esta manera, el Comité de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Tecnología (UNESCO), declaró como patrimonio cultural de la humanidad el Paisaje Cultural Cafetero de Colombia.

Este paisaje referencia a 47 municipios del país, donde se cultiva el café gracias a la labor de los caficultores distribuidos en los departamentos de Caldas, Quindío Risaralda y Valle del Cauca, donde se adjudica uno de los sectores de producción más importantes del Colombia.

Conforme a la caficultura, se desplegaron aspectos de paisajes culturales y geográficos que, representan la tradición que ha traspasado las generaciones junto a celebraciones artísticas y gastronomía típica de la región, sumado al paisaje arquitectónico. 

La labor de los pequeños caficultores se proyecta en la comercialización del producto que, fortalece la cultura cafetera, la cual es una de las características que también enmarca al Tolima, en una identidad cultural. El gremio cafetero ha permitido un equilibrio entre la tradición y la tecnología, para el desarrollo de nuevos métodos de cultivo, al tiempo que se protege el medio ambiente. 

En diálogo con Alexander Martínez, historiador y docente de la Universidad del Tolima explicó que, debido a la falta de voluntad política en Tolima no se ha ingresado al Paisaje Cultural Cafetero de Colombia, siendo el departamento uno de los mayores productores de café. 

Desde el Comité de Cafeteros del Tolima, se propone que los municipios de Herveo, Fresno, Líbano, Santa Isabel, Casabianca, Palocabildo, Villahermosa, Murillo y Cajamarca para que lo integren.

Para ello, se debe tener en cuenta un documento maestro en donde el Tolima contemple un plan de manejo, con objetivos y estrategias dirigidas a enfrentar las principales amenazas que atentan contra los valores que hacen excepcional el Paisaje Cultural Cafetero en el departamento.

El diputado Milton Restrepo, desde el 2016 cuando fue presidente de la Asamblea del Tolima, en el marco de la reunión de la Comisión de Ordenamiento Territorial, que sesionó en Pereira, donde analizó la futura planificación y gestión del Paisaje Cultural Cafetero, en su momento pidió apoyo al Ministerio de Cultura y a los senadores para que este departamento fuese incluido dentro de esa región y oficializar ante la UNESCO tal solicitud.

En este sentido, Restrepo afirmó que la historia de la colonización cafetera en el país, la cual de acuerdo con su relato comenzó en el norte del Tolima y se extendió a toda la región que hoy se conoce como el Eje Cafetero.

A hoy, el diputado Milton pasaría a ser uno de los únicos políticos de la región que ha demostrado un verdadero interés para que estas tierras sean tenidas en cuenta dentro del Paisaje Cultural Cafetero, que traería mucha inversión para el norte del Tolima. 

Sin embargo, Alexander Martínez desde su punto de vista infiere que en el Tolima no hay políticas, ni financiamientos públicos concretos que permitan unos recursos públicos para inversión de infraestructura, como mejoras de las viviendas rurales o senderos ecológicos que, permitan caracterizar el paisaje cafetero. 

Según el docente, en la región se destaca un atributo histórico de cerca de 200 años que hace parte de las tradiciones campesinas de montaña y se podría emplear masivamente como un elemento propagandístico y de marketing del Tolima que, resonará en el sector turístico para los turistas que gustan de esta cultura.

En lo relativo del paisaje cafetero hay que procurar políticas que estimulen la actividad cooperativa y asociativa de pequeños y medianos productores, porque el apoyo es insuficiente. Esto será con el objetivo de mejorar la productividad con altos estándares ambientales para la economía cafetera que, debe ser revisada desde el gobierno. 

Desde el año 2016 se viene realizando un acompañamiento técnico del Ministerio de Cultura, con el apoyo de la exministra y senadora María del Rosario Guerra, al igual que del Comité de Cafeteros del Tolima, se proyecta a realizar una solicitud ante la UNESCO el ingreso del Tolima al Paisaje Cultural Cafetero, ya que se cumplen con los requisitos necesarios para ser catalogados como uno de los máximos productores de esta tradición cultural, no solo por su historia, sino además, existen familias que viven de la caficultura que ha trasado de generación en generación.

Finalmente, se resume en su capacidad de compromiso y sentido de pertenencia de los habitantes, la institucionalidad cafetera, así como un desarrollo del turismo en la zona, con generación de empresas y la focalización de recursos mediante la política para la preservación del Paisaje Cultural Cafetero de Colombia, mediante la competitividad en las actividades cafeteras generada a través de la caficultura productiva y rentable.

Comparte en: