Última Actualización: cero, 9 de Agosto del 2020

NOTICIAS IBAGUE TOLIMA | EL IRREVERENTE

Comparte en:

OPINIÓN 25-07-2020

La apuesta de Barreto y Orozco ha sido toda por la Universidad del Tolima

La apuesta de Barreto y Orozco ha sido toda por la Universidad del Tolima

Allá por la época de los años 90 en Ibagué, se hablaba con orgullo de la Universidad del Tolima, en todos los rincones se decía que la mejor universidad del país en áreas agropecuarias como agronomía era la Universidad del Tolima.

Tuve la oportunidad de ser amigo del profesor JULIO DUCUARA, toda una institución en la botánica, era tal la magnitud el prestigio de la Universidad del Tolima, que todos los contemporáneos queríamos ingresar a estudiar allí, pero sabíamos que era muy difícil, ya que sólo ingresaban los mejores puntajes regionales en el ICFES: mentes muy brillantes. Era todo un reto, yo no obtuve un mal resultado en el examen del ICFES, pero gracias a que me aplicaron una prueba vocacional me sugirieron que estudiara derecho, y para mí suerte, justo ese mismo semestre se inauguraba la facultad de Ciencias Jurídicas, de la entonces “Cooruniversitaria” e ingresé con gran tino a estudiar derecho; como se decía en ese entonces “dejé de tirar piedra, por irme a tirar Sparkies”.

La Universidad del Tolima y en especial algunos de sus estudiantes y profesores, no han sido ajenos al fenómeno nacional de la participación en las ideas políticas de izquierda y, en las famosas jornadas de protesta que ya son parte de la vida universitaria, y por ello se esperaría que gobiernos liberales que se dicen sociales demócratas que tuvieron el control por décadas de la Universidad hubieran tratado con más amor y generosidad a la institución, a sus profesores y a sus estudiantes.

Por el Contrario, debieron pasar cincuenta años para que un gobernador de línea conservadora fuera electo como gobernador, el señor ÓSCAR BARRETO QUIROGA, quien incrementó las transferencias de la Gobernación hacia la Universidad y además entregó miles de becas a jóvenes estudiantes de todo el departamento, sin más pretensión que su total convencimiento de ser la educación el camino y la apuesta por un futuro diferente.

El Barretismo sabe y es consiente que no cuenta con seguidores al interior de la Universidad del Tolima, que allí no hay votos que alimenten su caudal electoral, pero sin detenerse a pensar en ello, no dudaron los Gobernantes Conservadores barretistas, en dar todo el apoyo financiero que la Universidad ha requerido en los últimos años.

Con orgullo por estos días nos dábamos cuenta de la acreditación de alta calidad de la Universidad del Tolima, y al mismo tiempo algunos estudiantes en su particular forma de actuar lograron hacer visible su situación, jóvenes en su gran mayoría de orígenes muy humildes, pero con una cabeza muy bien puesta, preocupados de “¿Cómo pagarían su matrícula para el semestre B de 2020?”, en medio de una pandemia y una crisis económica que toca a cada hogar en nuestro territorio, pero con mucha más vehemencia destruye la economía de los menos favorecidos.

Por un mes, nuestro Gobernador Ricardo Orozco, pensó en esos jóvenes y en sus familias, en su actual situación, en cómo ayudar, y así, todo un equipo de trabajo conjunto se conformó para echar números, y sacar dinero de debajo de las piedras, en un momento donde la Gobernación ve disminuido notablemente sus ingresos por concepto del impuesto de licores, tabaco y cerveza.

Con graves aprietos en sus finanzas públicas, el señor RICARDO OROZCO, que por experiencia sabe que el camino es la educación, se la jugó y entregó los dineros a la Universidad que le permiten a todos los jóvenes que allí estudian, recibir un subsidio del 100% en el valor de su matrícula por el concepto del semestre B de 2020.

Aplausos para ÓSCAR BARRETO y RICARDO OROZCO, por sus ejecutorias en favor de la Universidad del Tolima, por creer en la educación, por creer en nuestros jóvenes y en su futuro; por haber rescatado una Universidad que estaba condenada al cierre.

Felicitaciones a los estudiantes y en especial a los que lucharon y visibilizaron con sus actos la situación, los que lograron que el Gobernador volteara su mirada hacia la problemática y pusiera sus esfuerzos todo un mes en buscar la solución.

RICARDO OROZCO, muchas gracias por entregarlo todo cuando aparentemente se sabe que no recibirá nada a cambio, pues ese amor sigue sin quererlo a pesar de sus detalles. Pero todos sabemos que la apuesta va más allá: La apuesta es por el futuro, por el nuevo Tolima e Ibagué.

Comparte en: