Última Actualización: cero, 9 de Agosto del 2020

NOTICIAS IBAGUE TOLIMA | EL IRREVERENTE

Comparte en:

OPINIÓN 02-06-2020

LA PAZ EN EL AIRE

LA PAZ EN EL AIRE

En el Departamento del Tolima el tema de la Paz ha tomado un preocupante lugar secundario. Así parece demostrarlo la implementación de los programas de gobierno y el ejercicio “participativo” de la construcción de los Planes de Desarrollo, tanto en el municipio capital como en la gobernación. No es para menos, a fin de cuentas, la actual administración del Tolima y alcaldía de Ibagué, son de la más pura extracción conservadora, que lograron consolidar el contubernio electoral con el uribismo en las pasadas justas electorales.

¿Qué esperar del ejercicio de gobierno respecto a la construcción de Paz Territorial si los actuales gobernantes fueron los detractores de los Acuerdos de Paz suscritos en la Habana, los líderes políticos del “No” en el referendo y la oposición acérrima al gobierno de Santos?

El tema de la Paz viene pasando de agache en el Tolima; todo parece indicar que los temas de víctimas, implementación de acuerdos, memoria y Justicia Transicional ocuparán modestísimos lugares dentro del Plan de Desarrollo Departamental. Situación preocupante en relación con todo lo que se espera en los territorios del departamento, especialmente en los del sur, donde el conflicto armado históricamente ha descompuesto el tejido social y ha tenido nefastos impactos humanitarios. Inquieta la falta de compromiso que se ha evidenciado en nuestros gobernantes en lo relacionado con la gestión de recursos y proyectos asociados a la Paz, especialmente cuando no se ve en la agenda política.

En lo que tiene que ver con gestión de recursos para la Paz están los OCAD, Órganos Colegiados de Administración y Decisión, responsables de definir los proyectos de inversión que se financiarán con recursos del Sistema General de Regalías. El OCAD PAZ, proyectado por el Acto Legislativo No. 04 de 2017, fue creado para la aprobación de proyectos de inversión relacionados con la implementación del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto. En este sentido, la responsabilidad de nuestros gobernantes con la Paz reviste una especial importancia, dado que, según este marco normativo, serán los dinamizadores y líderes en los procesos orientados a la consecución e implementación de dichos recursos. 

En la administración departamental anterior, sombra y guía de las actuales, fueron desaprobados 13 proyectos OCAD por no cumplir con los requisitos exigidos en su formulación, proyectos importantes relacionados con electrificación rural, vías terciarias, infraestructura y dotación escolar, al igual que en agua potable y saneamiento básico rural. Mal precedente para las víctimas y para el Tolima.

Frente a este sórdido panorama regional, es necesario retomar la idea de la Paz Territorial como un presupuesto indispensable para el desarrollo y la consolidación del Estado Social de Derecho y no como un tema sepultado por una agenda política indiferente con las víctimas.

Por: Felipe Alejandro González Sabogal

Abogado, Magister en Derechos Humanos de la Universidad Externado de Colombia y de la Universidad Carlos III de Madrid, España.

Comparte en: