Última Actualización: Viernes, 25 de Septiembre del 2020

NOTICIAS IBAGUE TOLIMA | EL IRREVERENTE

Comparte en:

OPINIÓN 02-12-2019

Ibagué

Ibagué

Por: José Antonio Buenaventura Castro 

Caminando por la tercera observo con detenimiento un sin número de personas que caminan de arriba abajo, cargadas de esperanzas, con sueños y metas por cumplir; pero sin herramientas, sin mecanismos, sin caminos, sin vías de acceso a esas esperanzas y sueños.

Sin lugar a dudas Ibagué es una ciudad que espera, pero no acoge a los desesperados, Ibagué muere, Ibagué es inmóvil, sí Ibagué es la ciudad inmóvil de la que tanto habla Efraím Medina, ¿Si saben quién es Efraím Medina?     –Investigue señor lector-. Continuemos con Ibagué; esta ciudad es una ciudad pobre, pobrísima, es una ciudad sin alma, sin corazón, sin ideales. Es una ciudad analfabeta que nunca ha pensado en sus ciudadanos, que siempre espera y espera, una ciudad de mendigos, sí empezando por aquellos mendigos que viajan a Bogotá a mendigar presupuesto, a mendigar favores, a mendigar puestos, a pedir migajas. Una ciudad sin orgullo, que no tiene nada que mostrar, se acabaron los bambucos, ya no cantan guabinas, los juristas se murieron, los poetas se extinguieron, los tipleros relegados, se secaron los ocobos, nos quitaron el sombrero, nos quitaron el poncho y nos quemaron el rabo é gallo. Ibagué la bella, la bellísima, me dueles, me duele ver cómo te roban, como te atracan, como te exprimen, como te usan, el combeima se secó, el nevado se descongeló; porque te dejaron morir, ¡te dejamos morir!

¿Qué será de ti querida Ibagué? Tus calles son cuevas de ladrones, la Martinica se convirtió en escondedero de los raponeros, la Alcaldía en un banco de favores. Ahhhh cuanto quisiera un favorcito en la Alcaldía, - pero si sabe que le quitan el 10% de su sueldo- Ahhh nooo mejor sigo pobre y escribiendo algún día seré el nobel de literatura y no pediré ningún favor.

Que sucia esta la tercera a esta hora, ya murieron los pensionados, ya no se ven los hare krishna, quizá murieron de hambre esperando un contratico, mucha gente, gente de todos lados, paisas, costeños, bumangueses, boyacenses, ¿a qué vienen por acá? Acá no hay trabajo, no hay salud, no hay empresa, no hay vías. – Es que queda cerca a Bogotá – Ahhh pues que les vaya bien, ya somos muchos, acá no cabe más gente, no me quite el aire que me pongo verde. Cuanta gente sale a esta hora de la gobernación, se ven cansados, no se ven felices, parecen maquinas antiguas, no sonríen, no saludan, miran al piso y fruncen el ceño, debe ser que ya les informaron que el año entrante no hay trabajo y, es ahí en ese punto donde empezaran a comprender que Ibagué es ingrata y que es una ciudad que espera, pero no acoge a los desesperados.


Comparte en: