Última Actualización: Lunes, 26 de Septiembre del 2022

NOTICIAS IBAGUE TOLIMA | EL IRREVERENTE

Comparte en:

OPINIÓN 15-09-2022

¿Es incluyente la participación de la mujer en cargos de poder?

¿Es incluyente  la participación de la mujer en cargos de poder?

Por: Edna Carolina Mora González.

Hoy por hoy, se habla de la importancia de la mujer en cargos directivos, políticos o gerenciales, sin embargo, cuando vamos a revisar cómo es ese comportamiento en el mundo, nos damos cuenta que cada día es más la brecha que existe para que se puedan alcanzar estos escaños.

Según la ONU existen dos obstáculos:

1. Las barreras estructurales creadas por leyes e instituciones discriminatorias.

2. La poca capacidad de recursos que tienen las mujeres para acceder a la educación.

De igual forma, pese a que dentro de los objetivos de desarrollo sostenible se establecen acciones para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, se puede evidenciar que va a llegar el año 2030 que es la fecha límite para el cumplimiento de estos objetivos y aún no es mucho el avance.

Otro dato llamativo, es que de los 194 países del mundo sólo en 22, hay Jefas de Estado o de Gobierno, y 119 países nunca han sido presididos por mujeres. A nivel ministerial, sólo el 21 por ciento de quienes ocuparon estos cargos fueron mujeres.

Si miramos en Colombia, luego de las elecciones de congreso de 2022, se refleja que sólo el 30% de las curules fueron logradas por mujeres, ¿no sería ideal que la conformación del Congreso fuera 50% hombres y 50% mujeres?

Vale la pena mencionar, que los departamentos donde más mujeres se eligieron fueron Amazonas donde sus dos curules fueron ganadas por mujeres, logrando el 100%,le siguen Quindío (67%), Sucre (67%), Magdalena (60%) y Bogotá (56%), dichas cifras se enuncian en el informe de la MOE. 

Es aquí, donde vienen las siguientes preguntas: ¿ por qué si estamos en el siglo XXI aún sigue siendo tan limitado el acceso de la mujer a escenarios de poder?, ¿será que aún las mujeres seguimos siendo catalogadas como el sexo débil y esto hace que desconfíen de su potencial?.

Aunque estos interrogantes quedan para la reflexión de los lectores, por lo pronto se hace necesario, que se incluyan cátedras de empoderamiento femenino en los establecimientos educativos para que las mujeres se proyecten y conozcan la importancia de ejercer un verdadero liderazgo en el país.

Por último, debemos reflexionar que el futuro de un territorio, es un asunto de todos los ciudadanos y que las mujeres deben ser empoderadas, valoradas, respetadas y apoyadas para que puedan contribuir con el desarrollo del mismo.

Comparte en: