Última Actualización: Lunes, 26 de Septiembre del 2022

NOTICIAS IBAGUE TOLIMA | EL IRREVERENTE

Comparte en:

EN PROFUNDIDAD 03-09-2022

¡De Ibagué para el mundo! Óscar Parra, el chef Ibaguereño que hoy triunfa en EE. UU.

¡De Ibagué para el mundo! Óscar Parra, el chef Ibaguereño que hoy triunfa en EE. UU.

Esta no es una historia cualquiera, es la de un soñador ibaguereño que sin pensarlo encontró una gran oportunidad en el que creyó era su “peor momento”; y es que, por alguna razón, el pacifista sudafricano Desmond Tutu decía que “la esperanza es la capacidad de ver que hay luz, a pesar de toda la oscuridad”.                                                                                                                                                                                                                     

Empecemos por el principio. Antes del giro de 180° en la vida de Óscar Parra, se dedicó con grandes esperanzas a apoyar a su padre (Miguel Antonio Parra) con su restaurante “El Pulpo”, un lugar de encuentro para los muchos amantes de la buena comida que, durante años, logró ser un referente en la ciudad de Ibagué. 

Todo marchaba bien, pero la situación se complicó cuando el estado de salud de su padre empeoró, acontecimiento que obligó a la familia a cerrar este reconocido restaurante por un tiempo. Para el año 2018 las cosas parecían estar a favor de los Parra y decidieron retomar su anterior aventura con “El Pulpo”, solo que, esta vez la ubicación era distinta y aquel icónico restaurante volvió a cobrar vida, el éxito que se dio fue tal que, para el año 2020 se abrió un segundo punto en la zona céntrica de la ciudad.

Cuando pensaron que atravesaban por el mejor momento con dos restaurantes en el mapa, llegó la noticia que marcó el final de muchos empresarios en Colombia: la pandemia de COVID-19. Suceso que llevó a los Parra y a decenas de emprendedores a renunciar a aquello que con esfuerzo habían construido tras el confinamiento obligatorio que desató el pánico en el mundo entero.  

Hasta aquí está historia parece tornarse triste, todo un infortunio, pero lo que no sabía el Óscar de ese entonces, es que, aquel amargo año no era su fin como empresario, en realidad, era tan solo el comienzo de un nuevo inicio que auguraba una mejor vida al lado de su incondicional esposa.

A la expectativa de lo que vendría, los planes cambiaron por completo. Aún corría el año 2020 cuando Parra, junto a su compañera de trabajo y esposa, decidieron establecerse en Estados Unidos, un país que tiempo atrás ya había sido contemplado como destino, y fue así cómo se trasladaron a Norteamérica con nuevas ilusiones. 

“A mediados de octubre, con mi esposa decidimos viajar a Virginia (EE. UU.), en donde se encontraban unos amigos, quienes nos recibieron y nos ayudaron mucho cuando llegamos. Allí empezamos a trabajar en remodelación y pintura con un buen amigo de Ibagué; también vendíamos comida por redes sociales -tamales, lechona, sancocho, carne a la llanera, entre otros- duramos así más de un año e hicimos un grupo con más de 600 colombianos en WhatsApp. Nos estaba yendo muy bien, y en una reunión de cumpleaños conocimos a unos mexicanos; uno de ellos tiene una esposa colombiana y nos llevamos muy bien desde entonces”, cuenta este padre ibaguereño.

El mexicano Ricardo y la colombiana Claudia, se convertirían poco después en un gran apoyo para esta aguerrida pareja pues, casualmente, tenían un restaurante de comida mexicana, pero habían perdido la motivación y no querían continuar. Lo que llevó a que Parra y su esposa tuvieran la oportunidad de trabajar junto a sus nuevos amigos y transformar aquel lugar en un restaurante de comida colombiana que prometía nuevas experiencias gastronómicas.

Fue entonces cuando nuevos caminos se trazaron y, para el 26 de abril, se materializó “Rosa Colombian Bar and Grill” en la ciudad Newport News, lugar que resultó ser todo un éxito, y es que, además de los clientes fieles que ya tenía esta pareja colombiana debido a su labor anterior, nuevos comensales se acercaron y mostraron su satisfacción frente al menú.

“Fue excelente con la clientela que ya traíamos del grupo de WhatsApp, con el círculo de latinos de acá del sector. Estuvimos abiertos unos 20 días, pero nos tocó cerrar para hacer una remodelación y retomamos a finales de mayo, desde entonces nos ha ido muy bien”, señala Parra con entusiasmo. 

Un ibaguereño con la filipina bien puesta que logró materializar un anhelado proyecto que con gran ilusión tomó forma, prometiendo enamorar los paladares de sus visitantes y hasta el momento lo ha logrado.

Incluso “Rosa Colombian Bar and Grill” adquirió protagonismo en una sección de The Virginian-Pilot, el diario más grande de Virginia, el cual resaltó en su artículo -publicado el 19 de julio- la explosión de sabores que brindaron los platos probados, entre ellos la típica bandeja paisa, que terminó siendo elogiada.

“La crítica gastronómica llegó al restaurante y probó los platos sin conocerlo. Cuando nos dimos cuenta, el diario envió una solicitud para hacer una nota con nosotros porque les había gustado mucho la comida”, cuenta el emprendedor colombiano.

Con música latina de fondo, el restaurante abre sus puertas de lunes a domingo desde el mediodía hasta las 9:00 p.m., a excepción de los martes, único día que no hay atención al público. 

Dentro de los platos más apetecidos por los comensales tanto nativos como extranjeros, está la tradicional y famosa bandeja paisa ($18), que es la especialidad de la casa; igualmente los tamales ($13) y la lechona tolimense ($14), platos que no podían faltar dentro del menú.

En la extensa carta también hace parte de la lista el crujiente chicharrón, todo lo referente a la parrilla, los sándwiches, la ensalada de la casa (tomate, maíz, zapallo, lechuga y aderezo), postres variados, y bebidas refrescantes como la limonada cerezada.

Por lo pronto, la historia de Óscar Parra se cierra con un buen final, siendo el claro ejemplo de que la perseverancia lleva a cualquier soñador a lugares y situaciones inimaginables.

“Nos ha ido muy bien gracias a Dios, el restaurante lleva casi tres meses abierto, ha tenido muy buena acogida. El sector en el que estamos es muy americano y la comida ha gustado muchísimo porque es algo nuevo y estamos innovando. Además, el restaurante colombiano más cercano queda a 45 minutos, lo que ha sido de gran ayuda. A nosotros las cosas se nos han dado, solo a Dios le podemos dar gracias de esto. Este igual es un país que da muchas oportunidades, pero hay que trabajar duro porque no es fácil”, concluyó el colombiano.

Escrito por María Paula Castro Hernández, comunicadora social y periodista.


Comparte en: